Imagen de precarga

Embarazo saludable

La llegada de un bebé es una noticia maravillosa; sin embargo, enterarse de que está embarazada en esta emergencia sanitaria puede ocasionarle muchos temores e inquietudes, en especial, a las gestantes primerizas.

Es esencial que la futura mamá, apenas se entere de su estado, adquiera hábitos saludables y se contacte con su ginecólogo, a fin de recibir las primeras indicaciones y despejar todas sus dudas. Esto le permitirá sentirse segura y cuidarse de manera apropiada.

Debido al covid-19, la Organización Mundial de la Salud propone disminuir la exposición de las gestantes a situaciones de riesgo durante la pandemia. Así, hoy se plantea un control presencial más espaciado y no cada cuatro semanas, como se acostumbraba hasta hace meses.

Chequeo médico

No obstante, se debe mantener un chequeo médico a distancia con el especialista, por medio de asesorías telefónicas, videollamadas o usando aplicaciones como WhatsApp o Zoom para asegurarnos de que todo marche bien.

Para la ginecóloga Evelyn Campos, de la clínica Ricardo Palma, tener un estilo de vida saludable es fundamental, con el objeto de evitar futuras complicaciones. Esto significa seguir una dieta balanceada, pobre en grasas y postres refinados. También es recomendable mantenerse activa, hacer ejercicios de baja intensidad, consumir suplementos gestacionales con ácido fólico y disminuir al máximo situaciones de estrés.

Por esa razón es primordial que la paciente controle su ansiedad por el confinamiento, para que no afecte el desarrollo del bebé. Las técnicas de relajación son de gran ayuda: reducen los niveles de cortisol y previenen alteraciones con la salud.

También es clave restringir la ingesta de carbohidratos refinados como golosinas y harinas blancas y no exagerar con las raciones de comida, ya que el sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y preclampsia (presión alta en el embarazo), que pueden ocasionar complicaciones severas al bebé y a la madre.

Ejercicios con cautela

La caminadora, el pilates prenatal o bailar son buenas opciones para mantenerse saludable y con buen peso durante la gravidez.

Al respecto, la doctora explica que la práctica de ejercicio durante la concepción genera muchas dudas. Es recomendable que las mujeres sedentarias comiencen un programa de ejercicio físico a partir del segundo trimestre y de forma gradual con ejercicios de baja intensidad y frecuencia.

No se aconsejan rutinas de alto impacto por tener mayor riesgo de caída o golpes en el abdomen. La actividad física durante el embarazo favorece el parto, disminuye el dolor de espalda, controla la presión arterial y los niveles de azúcar en sangre, así como mejora el estado de ánimo de la futura mamá.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

es_PESpanish
en_USEnglish es_PESpanish